Artículos

Las mejores frases de María Montessori

Las mejores frases de María Montessori

María Montessori (1870-1952) fue la primera mujer italiana que logró graduarse en medicina. Su mayor interés fueron los niños. Además, contribuyó muy notablemente en otras áreas como la psicología, educación, antropología, biología, etc.

María Montessori defendía un modelo educativo basado en el juego, la exploración y la creatividad del niño en un ambiente sano y al aire libre, atendiendo individualmente a las necesidades y características de cada niño.

No es de extrañar que el nuevo método propuesto por María Montessori se considerara revolucionario en aquellos tiempos, donde los niños se limitaban a sentarse, estarse quietos y memorizar textos pasivamente.

Las mejores frases de María Montessori

“Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo.”

“La esencia de la educación Montessori es ayudar al niño en su desarrollo y ayudarlo a adaptarse a cualquier condición que el presente le requiera.”

“El instinto más grande de los niños es precisamente liberarse del adulto.”

“El niño, con su enorme potencial físico e intelectual, es un milagro frente a nosotros. Este hecho debe ser transmitido a todos los padres, educadores y personas interesadas en niños, porque la educación desde el comienzo de la vida podría cambiar verdaderamente el presente y futuro de la sociedad.”

“La persona que es servida, en lugar de ser ayudada, es obstaculizada en el desarrollo de su propia dependencia. Este concepto es el fundamento de la dignidad del hombre. El niño no puede ser servido porque no quiere ser importante.”

“El niño que ha aumentado su propia independencia con la adquisición de nuevas capacidades, solo puede desarrollarse normalmente si tiene libertad de acción.”

“Si la ayuda y la salvación han de llegar sólo puede ser a través de los niños. Porque los niños son los creadores de la humanidad.”

“La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea.”

“El movimiento ayuda al desarrollo psíquico y este desarrollo se expresa a su vez con un movimiento y una acción.”

“El primer movimiento de la pequeña mano hacia las cosas, el impulso de este movimiento, representa el esfuerzo del yo por penetrar en el mundo.”

“Podemos decir que la mano ha seguido a la inteligencia, a la espiritualidad y al sentimiento y que la huella de su trabajo ha transmitido las pruebas de la presencia del hombre.”

“Si consideramos la vida física por un lado y la mental por el otro, rompemos el ciclo de relaciones y las acciones del hombre quedan separadas del cerebro. El verdadero fin del movimiento no es favorecer una mejor respiración o nutrición, sino servir a toda la vida y a la economía espiritual y universal del mundo.”

“El niño crea sus propios movimientos y, una vez creados, los perfecciona.”

“El niño, guiado por un maestro interior trabaja infatigablemente con alegría para construir al hombre. Nosotros educadores, solo podemos ayudar… Así daremos testimonio del nacimiento del hombre nuevo.”

“Ayúdame a hacerlo por mí mismo.”

“Tenemos que tener claro, eso sí, que el desarrollo del potencial humano no está determinado por nosotros. Solo podemos servir al desarrollo del niño, pues este se realiza en un espacio en el que hay leyes que rigen el funcionamiento de cada ser humano y cada desarrollo tiene que estar en armonía con todo el mundo que nos rodea y con todo el universo.”

“Tocar al niño es tocar el punto más delicado y vital, donde todo puede decidirse y renovarse, donde todo está lleno de vida, donde se hallan encerrados los secretos del alma, por ahí se elabora la educación del hombre del mañana.”

“El niño que tiene libertad y oportunidad de manipular y usar su mano en una forma lógica, con consecuencias y usando elementos reales, desarrolla una fuerte personalidad.”