Información

¿Qué opciones de tratamiento pueden ayudar con el TDAH?

¿Qué opciones de tratamiento pueden ayudar con el TDAH?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La terapia, los medicamentos y las estrategias de cuidado personal son solo algunas de las muchas formas en que puede controlar el TDAH.

El tratamiento para el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) no es único para todos. Puede encontrar que diferentes niveles y tipos de tratamiento funcionan mejor para sus síntomas.

Muchos médicos recomiendan un enfoque holístico (un enfoque que considera a la persona en su totalidad) para tratar el TDAH en adultos y niños.

Un enfoque holístico para tratar el TDAH podría incluir:

  • medicamento
  • nutrición
  • cambios en el estilo de vida
  • terapia
  • entrenamiento

Los medicamentos para el TDAH pueden ayudar con la impulsividad, la falta de atención y la hiperactividad. Tomar estos medicamentos según lo prescrito por su médico podría facilitar la concentración, el trabajo y el aprendizaje.

Pero la investigación ha encontrado que los medicamentos por sí solos pueden no abordar todos los síntomas del TDAH. Eso es porque, como dice el refrán común, "las píldoras no te enseñan habilidades".

Si bien la medicación puede ser importante para ayudar a muchas personas a controlar el TDAH, es posible que aún descubra que otros enfoques, como los cambios en el estilo de vida o la terapia, marcan la diferencia para ayudarlo a administrar su día.

La terapia puede ayudarlo a comprender, aceptar y manejar mejor los efectos del TDAH. También puede ayudar con otras afecciones de salud mental, como la depresión y la ansiedad, que a menudo acompañan al TDAH.

La mayoría de las terapias para el TDAH tienden a ser:

  • estructurado
  • orientado a objetivos
  • basado en habilidades
  • colaborativo

Algunos tipos de terapia que pueden ayudar a los adultos y a los niños a controlar los síntomas del TDAH incluyen:

  • terapia de comportamiento
  • psicoeducación
  • entrenamiento y entrenamiento de habilidades

Dado que existen varios tipos de terapia para el TDAH, es posible que termine probando más de una para encontrar la que mejor se adapte a sus necesidades.

Terapia de comportamiento

Las terapias conductuales ayudan a las personas a identificar ciertos comportamientos y a aprender a cambiarlos. La terapia cognitivo-conductual (TCC) es una terapia conductual popular que ayuda a muchas personas a controlar el TDAH.

En la TCC, su terapeuta lo ayudará a controlar los síntomas específicos del TDAH que interfieren con su vida cotidiana. Podrías concentrarte en:

  • tareas de la vida real que le causan problemas, como pagar las facturas a tiempo
  • situaciones de la vida real, como ser asertivo en el trabajo

La TCC para el TDAH podría ayudarlo a adquirir habilidades como:

  • regulación emocional
  • Manejando el estrés
  • reducir las reacciones impulsivas
  • gestión del tiempo
  • organización, planificación y priorización
  • desarrollar hábitos que apoyen su salud en general

A veces, la TCC implica psicoeducación, lo que significa que su terapeuta puede enseñarle sobre los síntomas del TDAH y cómo funciona el TDAH en el cerebro.

Psicoeducación

La psicoeducación puede ser una parte importante de la terapia para el TDAH porque puede ayudarlo a comprender cómo funciona el TDAH y de dónde provienen los diferentes comportamientos.

La psicoeducación también puede ayudarlo a aclarar mitos y falsedades sobre el TDAH y sobre usted mismo. Por ejemplo, puede aprender que el TDAH no tiene nada que ver con la pereza o la fuerza de voluntad, y es no falta de inteligencia.

Los padres y seres queridos también pueden beneficiarse de la psicoeducación. Por ejemplo, aprender información precisa sobre el TDAH y cómo afecta a su hijo puede ayudarlo a saber qué tipo de apoyo es más útil para ellos.

Coaching y formación de habilidades

Hay varios tipos de coaching para el TDAH, y estos pueden variar ampliamente. Por ejemplo, los entrenadores pueden tener diferentes credenciales y pueden ofrecer servicios en persona, por teléfono o mediante una videollamada.

Algunos beneficios de trabajar con un entrenador de TDAH podrían incluir:

  • más información sobre cómo el TDAH afecta su vida
  • ayudar a identificar soluciones, estrategias y herramientas para manejar el TDAH que se adapten a sus necesidades y estilo de aprendizaje
  • apoyar el desarrollo de habilidades sociales
  • conocimiento de sus fortalezas y talentos naturales (y cómo puede usarlos)

Un entrenador de TDAH poder ayudar establece sistemas y estructuras que le facilitan el manejo de los síntomas del TDAH en diferentes áreas de la vida.

Si no está seguro de cómo encontrar el entrenador de TDAH adecuado, aquí tiene un consejo rápido: probablemente desee encontrar un entrenador que se haya graduado de un programa de capacitación reconocido específicamente para el entrenamiento de TDAH.

Probablemente sea importante que su entrenador tenga conocimientos y capacitación específicos relacionados con el TDAH para que pueda aprovechar al máximo su trabajo.

Algunos tipos comunes de medicamentos para el TDAH incluyen:

  • estimulantes
  • no estimulantes
  • antidepresivos

Encontrar el medicamento adecuado para usted puede llevar tiempo. Es un proceso de prueba y error. Por eso es importante que hable por sí mismo e informe a su médico sobre cualquier inquietud que tenga sobre el medicamento.

Es una buena idea informar a su médico si cree que su medicamento está funcionando y si está experimentando algún efecto secundario. Su médico puede ayudarlo a reducir los efectos secundarios o cambiar a un tratamiento mejor para usted.

Estimulantes

Los medicamentos llamados estimulantes son generalmente el tratamiento de primera línea para el TDAH. Esto se debe a que pueden ser muy útiles para reducir los síntomas, actuar con bastante rapidez y tener pocos efectos secundarios.

Una cantidad significativa de investigación ha demostrado que cuando se toma según las indicaciones de su psiquiatra o médico, este tipo de medicamento es seguro y eficaz para tratar el TDAH.

Algunos medicamentos estimulantes comunes para el TDAH incluyen:

  • metilfenidato (conocido como Ritalin, Concerta, Metadate y Methylin)
  • anfetaminas (incluidas Adderall y Dexedrine)

Un medico revisión descubrió que los adultos con TDAH podrían tener mejores resultados usando una anfetamina. Tanto los médicos como las personas con TDAH que lo tomaron calificaron este medicamento como el mejor para tratar los síntomas.

Los efectos secundarios más comunes de los medicamentos estimulantes son:

  • frecuencia cardíaca rápida
  • aumento de la presión arterial
  • reducción del apetito (generalmente solo a la mitad del día)
  • problemas para dormir
  • aumento de la ansiedad y / o irritabilidad
  • dolor de estómago leve
  • dolor de cabeza leve
  • tic motor (un efecto secundario raro)

Si tiene efectos secundarios, su médico puede ayudarlo a elaborar un plan para controlarlos o probar un medicamento diferente.

Por ejemplo, los problemas para dormir se pueden reducir tomando su medicamento más temprano en el día. También podría ayudar aprender buenos hábitos de sueño o trabajar con un terapeuta que se especialice en TCC para el insomnio.

No estimulantes

Los no estimulantes son otro tipo de medicamento aprobado para tratar el TDAH.

Su médico puede recetarle un medicamento no estimulante si:

  • experimentó efectos secundarios molestos con estimulantes
  • los estimulantes no ayudaron con sus síntomas de TDAH
  • tiene una condición de salud subyacente como un problema cardíaco

Los medicamentos no estimulantes para el TDAH incluyen:

  • atomoxetina (Strattera)
  • guanfacina (Intuniv ER)

Los medicamentos no estimulantes tardan más en actuar que los estimulantes; pueden pasar de 4 a 8 semanas para obtener todos los beneficios.

Los efectos secundarios de los medicamentos no estimulantes incluyen:

  • disminucion del apetito
  • dolor de barriga
  • náusea
  • mareo
  • cambios de humor

Es posible que descubra que los medicamentos no estimulantes funcionan mejor para usted. A diferencia de los estimulantes, los no estimulantes no causan agitación ni insomnio y tienen un efecto más duradero.

Antidepresivos

A veces, los médicos recetarán antidepresivos para el TDAH, como:

  • inhibidores de la recaptación de norepinefrina-dopamina (como bupropión)
  • inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (como venlafaxina)
  • antidepresivos tricíclicos (como desipramina o imipramina)

Pero no todos los medicamentos para la depresión funcionan para el TDAH.

El TDAH también suele coexistir con otras afecciones, como:

  • depresión
  • trastorno bipolar
  • desórdenes de ansiedad
  • trastornos por uso de sustancias (SUD)

Por lo general, el tratamiento comienza dirigiéndose primero a la afección más grave (por ejemplo, psicosis, trastorno bipolar, depresión o TUS).

Por ejemplo, si también tiene trastorno bipolar, su médico puede recetarle medicamentos para tratar esos síntomas. Una vez que su estado de ánimo se haya estabilizado, su médico puede recetarle un medicamento para el TDAH. Y puede seguir tomando ambos medicamentos, según sus síntomas.

Con afecciones concurrentes, también es importante tener cuidado al mezclar medicamentos. Por ejemplo, algunos medicamentos para el TDAH no se combinan bien con los medicamentos antidepresivos. Pueden causar:

  • inquietud
  • pensamientos acelerados
  • problemas para dormir
  • síndrome de serotonina

Otro tipo de tratamiento que puede ayudar a controlar el TDAH es la neuroestimulación. Esta terapia funciona estimulando partes del cerebro que muestran actividad irregular en personas con TDAH.

De acuerdo a investigar, los beneficios de la neuroestimulación para el TDAH pueden durar más y tener una menor probabilidad de efectos secundarios.

Hay varios tipos que pueden funcionar para el TDAH, que incluyen:

  • estimulación magnética transcraneal (TMS)
  • estimulación cerebral profunda
  • estimulación del nervio vago

Aún así, se necesita más investigación médica para confirmar que la neuroestimulación ayuda.

Ya sea que esté trabajando con un profesional centrado en el TDAH o no, las estrategias de autoayuda pueden ayudarlo a controlar mejor sus síntomas.

Aquí hay varias formas en las que puede incorporar el cuidado personal del TDAH en su vida diaria.

Investigar

Cuanto más sepa sobre el TDAH, mejor equipado estará para cuidarse. Leer sobre el TDAH y cómo podría afectar la vida diaria de usted o su hijo puede ayudarlo a desarrollar estrategias que funcionen para usted.

Aquí hay algunas preguntas que puede querer hacer (¡si aún no lo hizo!):

  • ¿Cuáles son las últimas noticias e investigaciones sobre el TDAH?
  • ¿Qué causa el TDAH?
  • ¿De dónde provienen los síntomas del TDAH?

También puede leer blogs escritos por personas con TDAH y escuchar podcasts relacionados con el TDAH.

Considere pequeños cambios que podrían tener un gran impacto

A menudo se nos dice que para estar saludables, es necesario tener una rutina para todo: dormir, comer, hacer ejercicio, lo que sea.

En realidad, incluso los pequeños cambios en el estilo de vida pueden marcar la diferencia cuando se trata de controlar los síntomas del TDAH; definitivamente no es necesario cambiar todo a la vez. Dado que lo que funciona es diferente de una persona a otra, esto podría requerir algo de prueba y error.

Algunas áreas a tener en cuenta al considerar qué cambios de estilo de vida realizar incluyen:

  • una rutina de ejercicios que mejore su estado de ánimo o ayude a reducir el estrés
  • una rutina que hace del sueño de calidad una prioridad
  • elegir alimentos que no empeoren sus síntomas

Las rutinas adecuadas para usted pueden ayudarlo con cosas como la planificación, la memoria y el pensamiento claro. También pueden ayudar a mantener sus niveles de energía más estables durante el día.

Aprovecha el poder de la tecnología

Si tiene problemas para recordar planes o citas (o para llevar un registro del tiempo), no siempre debe recordarlo.

Usar la tecnología para mantenerse organizado puede liberarlo para concentrarse en lo que necesita hacer. Por ejemplo, podría:

  • use alarmas o recordatorios para mantenerse al día durante todo el día
  • configurar alarmas o temporizadores para recordarle cuándo es el momento de terminar una tarea o salir de la casa
  • mantenga una lista de las principales prioridades actuales en su teléfono para que sea fácil de acceder

El uso de herramientas que lo ayuden a mantenerse organizado puede ser una excelente manera de reducir el estrés asociado con llegar tarde, faltar a citas u olvidarse de hacer algo importante. Aquí hay algunas formas más de mantenerse organizado.

Canaliza tu creatividad

La creatividad puede ayudarlo a idear estrategias y atajos para navegar los desafíos regulares y hacer que las tareas diarias sean más fáciles de terminar. Por ejemplo, convertir la ropa o la limpieza en un juego.

También puede configurar sistemas y un lugar para todo en su hogar. Esto puede ser clave para simplificar sus días y reducir el estrés. Por ejemplo, tener una canasta pequeña junto a la puerta para las cosas que necesita cuando salga, como las llaves, la billetera y el teléfono, podría ayudar.

Apóyate en tus apoyos sociales

Esto podría significar rodearse de familiares, amigos y conocidos que lo apoyen. Para otra persona, es dejar que sus seres queridos sepan por lo que está pasando.

También puede estudiar con un amigo cercano o un socio responsable cuando esté trabajando en un proyecto. Por ejemplo, puede enviarles un correo electrónico después de completar una tarea o trabajar durante 30 minutos.

El TDAH es una afección de salud mental común y es posible que los adultos y los niños controlen bien los síntomas. Una variedad de opciones de tratamiento pueden ayudar.

Pero si no está seguro de por dónde empezar, es probable que hablar con su médico sea un buen primer paso.

También puede informarles cómo están funcionando los tratamientos que está usando en este momento. Una forma de hacerlo es llevar un diario para anotar cualquier efecto secundario o síntoma.

También hay muchas oportunidades para conectarse con otras personas que viven con TDAH. Usted puede:

  • Únase a un grupo o foro de apoyo en línea.
  • Consulte los recursos sobre el TDAH de la Alianza Nacional para la Salud Mental.
  • Obtenga la información más reciente sobre el tratamiento en una conferencia como esta.

Tratamiento para niños con TDAH

Los expertos coinciden en que la medicación para el TDAH es el tratamiento más eficaz para la mayoría de los niños.

Hay una serie de terapias que también pueden ayudar a los niños a controlar los síntomas del TDAH.

A algunos niños les va mejor con una combinación de tratamientos.

Los síntomas del TDAH (también conocido como TDA) no solo afectan el aprendizaje. También pueden crear dificultades en la vida cotidiana con amigos y familiares.

Entonces, ¿cómo se trata el TDAH? Hay varios tratamientos disponibles para el TDAH, además de la medicación. Algunos niños responden mejor a un tipo de tratamiento. A otros niños les puede ir mejor con un tratamiento diferente o una combinación de tratamientos. Junto con el médico de su hijo, puede elaborar un plan de tratamiento para el TDAH que se adapte a las necesidades de su hijo.


Tratamiento conductual para niños con TDAH

En sus Pautas de tratamiento para el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (1), la Academia Estadounidense de Pediatría establece claramente que un plan de atención para niños con esta afección debe incluir tratamiento conductual junto con cualquier medicamento recetado. Para algunos niños con síntomas leves a moderados, el tratamiento conductual puede resultar suficiente para mejorar o aliviar los síntomas. Además, algunos estudios de investigación indican que el uso de tratamiento conductual junto con medicación puede reducir la dosis de medicación necesaria para un tratamiento eficaz.

Los datos de un importante estudio nacional realizado por el NIMH conocido como el Estudio de Tratamiento Mutlimodal del TDAH (MTA) muestran que el 33% de los niños con TDAH fueron & # 8220 normalizados & # 8221 [exhibieron puntajes en las pruebas dentro del rango normal para TDAH y ODD (trastorno negativista desafiante )] como resultado de recibir tratamiento conductual solo sin ningún medicamento, mientras que el 68% se normalizó como resultado de la medicación combinada con el tratamiento psicológico, en comparación con solo el 56% de los tratados solo con medicación. Por lo tanto, aproximadamente un tercio de los niños diagnosticados con TDAH pueden lograr un comportamiento normal a partir de un programa integral que consta de estrategias de tratamiento similares a las utilizadas en Total Focus. Además, hay un aumento de aproximadamente un 20% en el número de niños normalizados al combinar la medicación con el tratamiento psicológico. Finalmente, después de 2 años, el 97% de aquellos en el grupo de tratamiento psicológico solo permanecieron normalizados en comparación con solo el 66% para el grupo de solo medicación.

Según un estudio realizado en la Universidad Estatal de Nueva York en Buffalo, la combinación de la terapia de modificación del comportamiento con medicamentos es la forma más eficaz de mejorar el comportamiento de muchos niños con TDAH. De hecho, cuando se combinan los dos, mostró el estudio, la cantidad de medicación necesaria para lograr los mismos resultados que el uso de medicación sola se puede reducir en dos tercios & # 8221.

Desafortunadamente, el tratamiento conductual a menudo se aborda mínimamente o se omite por completo. A menudo, esto se debe a limitaciones de tiempo tanto para el médico como para los padres y el niño. Un estudio de 1998 sobre el tratamiento del TDAH entre estudiantes de educación especial encontró que casi el 75% recibió su atención de un médico de atención primaria y el 68% de los que recibieron atención de un PCP no tuvo contacto con un profesional de salud mental. (5) El estudio también señaló que la atención de los PCP "se caracterizó por menos sesiones, menos tiempo con el paciente y menos uso de terapias multimodales". En 2005, un estudio sobre la adherencia a las pautas de diagnóstico y tratamiento declaró que “muchos médicos de atención primaria informan de un acceso deficiente a los servicios de salud mental, una cobertura de seguro limitada y otras posibles barreras del sistema para la prestación de atención para el TDAH”. (22)

Hacer que los materiales educativos apropiados estén fácilmente disponibles puede resultar difícil para una práctica ocupada. La derivación a un profesional de salud mental puede verse obstaculizada por el costo de la atención o el tiempo y el compromiso involucrados y también la capacidad de conectar al paciente y su familia con un profesional de salud mental calificado que se especializa en el tratamiento del TDAH. Por tanto, un programa como Enfoque total puede proporcionar un medio eficaz para hacer que esta valiosa ayuda esté disponible de manera fácil, rápida y económica para quienes puedan beneficiarse de ella.

Un hallazgo importante del estudio MTA realizado por el Instituto Nacional de Salud Mental (2) fue que los hijos de padres que desarrollaron un enfoque disciplinado pero positivo para la crianza de los hijos pudieron mantener los beneficios del tratamiento durante el período de 14 meses del estudio. Uno de los objetivos principales del módulo de educación para padres de Total Focus es permitir que los padres adopten un estilo de crianza que funcione no solo para el niño con TDAH sino también para toda la familia.

Cuando los padres implementan los componentes principales del programa, terminan desarrollando una cultura familiar que es saludable y de apoyo para toda la familia y, por lo tanto, es probable que perdure durante muchos años, si no se convierte en un elemento permanente de su vida diaria.

Durante el curso de entrenamiento de su hijo a través de varios módulos, como la resolución de problemas y el entrenamiento de relajación, tanto el padre como el niño desarrollan valiosas habilidades de afrontamiento. Esto, junto con la implementación de la técnica "The Special 20", también construye el tipo de vínculo positivo entre padres e hijos que, según las investigaciones, ha resultado en el desarrollo de un adolescente y un adulto joven que es capaz de navegar con éxito en los peligrosos bancos de arena que se encuentran en la escuela. y en la comunidad.

Algunas de las intervenciones psicológicas, como el entrenamiento para la resolución de problemas y el entrenamiento en habilidades sociales incluidas en Total Focus, no siempre se han recomendado como parte de un plan de tratamiento para un niño con TDAH debido a la investigación basada en el uso de estas técnicas en un entorno grupal. Sin embargo, investigaciones más recientes indican que cuando estas técnicas se implementan a través de un enfoque de aprendizaje colaborativo entre padres e hijos, pueden ser muy efectivas.

Revisión del tratamiento psicológico basado en evidencia para niños con TDAH Usado en enfoque total

Las descripciones de las diversas técnicas que se discuten a continuación fueron proporcionadas por el Instituto Nacional de Salud Mental e incluyen todas las intervenciones psicológicas recomendadas proporcionadas en el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad 2006 (rev) Publicación del NIH No. 3572 (3) Evidencia de estudios de investigación científica que indican la utilidad para cada componente de Total Focus se proporciona a continuación junto con una descripción de cómo cada componente proporciona el tratamiento recomendado.

ENTRENAMIENTO DE HABILIDADES PARA PADRES, ofrecido por terapeutas o en clases especiales, brinda a los padres herramientas y técnicas para manejar el comportamiento de sus hijos. Una de esas técnicas es el uso de fichas o sistemas de puntos para recompensar inmediatamente el buen comportamiento o el trabajo. Otro es el uso de & # 8220time-out & # 8221 o aislamiento en una silla o dormitorio cuando el niño se vuelve demasiado rebelde o fuera de control. Durante los tiempos muertos, el niño se retira de la situación agitada y se sienta solo en silencio durante un corto tiempo para calmarse. A los padres también se les puede enseñar a darle al niño & # 8220 tiempo de calidad & # 8221 cada día, en el que comparten una actividad placentera o relajante. Durante este tiempo juntos, los padres buscan oportunidades para notar y señalar lo que el niño hace bien, y elogiar sus fortalezas y habilidades. Este sistema de recompensas y sanciones puede ser una forma efectiva de modificar el comportamiento de un niño. Los padres (o el maestro) identifican algunos comportamientos deseables que desean fomentar en el niño, como pedir un juguete en lugar de agarrarlo o completar una tarea simple. Se le dice al niño exactamente lo que se espera para poder ganar la recompensa. El niño recibe la recompensa cuando realiza el comportamiento deseado y una pena leve cuando no lo hace. Una recompensa puede ser pequeña, tal vez una ficha que se pueda canjear por privilegios especiales, pero debe ser algo que el niño quiera y esté ansioso por ganar. La sanción puede ser la eliminación de una ficha o un breve tiempo muerto. Haga un esfuerzo para encontrar que su hijo se porta bien. El objetivo, con el tiempo, es ayudar a los niños a aprender a controlar su propio comportamiento y a elegir el comportamiento más deseado. La técnica funciona bien con todos los niños, aunque los niños con TDAH pueden necesitar recompensas más frecuentes.

Además, los padres pueden aprender a estructurar situaciones de manera que permitan que su hijo tenga éxito. Esto puede incluir permitir sólo uno o dos compañeros de juego a la vez, para que su hijo no se sobreestimule. O, si su hijo tiene problemas para completar las tareas, puede aprender a ayudarlo a dividir una tarea grande en pasos pequeños y luego alabar al niño a medida que se completa cada paso. Independientemente de la técnica específica que los padres puedan utilizar para modificar el comportamiento de su hijo, algunos principios generales parecen ser útiles para la mayoría de los niños con TDAH. Estos incluyen proporcionar comentarios más frecuentes e inmediatos (incluidas recompensas y castigos), establecer más estructuras antes de posibles situaciones problemáticas y proporcionar una mayor supervisión y aliento a los niños con TDAH en situaciones relativamente poco gratificantes o tediosas.

Los padres también pueden aprender a utilizar métodos de manejo del estrés, como la meditación, las técnicas de relajación y el ejercicio, para aumentar su propia tolerancia a la frustración, de modo que puedan responder con más calma al comportamiento de su hijo.

  • Evidencia: El estudio MTA (2) concluyó que “los tratamientos combinados a largo plazo y la administración de medicamentos por sí solos fueron superiores al tratamiento conductual intensivo y al tratamiento comunitario de rutina. Y en algunas áreas (ansiedad, desempeño académico, oposicionalidad, relaciones entre padres e hijos y habilidades sociales) el tratamiento combinado fue generalmente superior. Otra ventaja del tratamiento combinado fue que los niños podían ser tratados con éxito con dosis más bajas de medicamentos, en comparación con el grupo de solo medicamentos ”. La mayoría de los profesionales están de acuerdo en que esta intervención debería estar disponible para todos los padres de niños con TDAH.
  • Enfoque total: Las lecciones de audio y libros de trabajo brindan a los padres las herramientas que necesitan para manejar con éxito el comportamiento de sus hijos, el hogar y la comunidad. El programa de comportamiento del hogar / escuela refuerza el comportamiento y los logros apropiados en la escuela. Las lecciones de audio amplían el tiempo de los padres, ya que pueden escuchar y aprender mientras conducen al trabajo o en la ciudad. La lección adicional, "TDAH: Primeros auxilios para padres" proporciona técnicas probadas que son fáciles de implementar para manejar una amplia gama de problemas de conducta. Incluyen: El club de la primera vez - La universidad "Estoy aburrido" - La técnica de la señal alta - Atrápalos siendo buenos - La caja del sábado - La regla de la abuela - Descanse el juguete. El uso de reuniones familiares y alentar a los padres a dedicar tiempo cada día a divertirse con sus hijos promueve un clima de aceptación, apoyo y cohesión que producirá un desarrollo saludable en los niños, tengan o no TDAH.

PSICOTERAPIAtrabaja para ayudar a las personas con TDAH a apreciarse y aceptarse a sí mismas a pesar de su trastorno. No trata los síntomas ni las causas subyacentes del trastorno. En psicoterapia, los pacientes hablan con el terapeuta sobre pensamientos y sentimientos perturbadores, exploran patrones de comportamiento contraproducentes y aprenden formas alternativas de manejar sus emociones. Mientras hablan, el terapeuta intenta ayudarles a comprender cómo pueden cambiar o afrontar mejor su trastorno.

  • Evidencia: En un estudio, se descubrió que la terapia cognitivo-conductual es útil para ayudar a los niños hiperactivos a desarrollar el control de la ira. Los hallazgos indicaron que el metilfenidato (Ritalin) redujo la intensidad del comportamiento de los niños hiperactivos, pero no aumentó significativamente las medidas globales o específicas de autocontrol. El tratamiento cognitivo-conductual, en comparación con el entrenamiento de control, tuvo más éxito en mejorar tanto el autocontrol general como el uso de estrategias de afrontamiento específicas. para tratar específicamente el TDAH en niños. Sin embargo, la experiencia clínica muestra que muchos de estos niños experimentan baja autoestima, ansiedad y síntomas de TOC que responden bien a la terapia cognitivo-conductual. Estas pueden ser reacciones o manifestaciones del TDAH o estar relacionadas con un trastorno comórbido. Se ha demostrado que la terapia cognitivo-conductual con niños es eficaz y, a menudo, el tratamiento de elección para la ansiedad, la depresión, el trastorno bipolar y el TOC en la niñez. (6) (15) (4) (17) (26)
  • Enfoque total: Las lecciones de audio combinadas con el material del libro de trabajo utilizan la terapia cognitivo-conductual para aumentar la autoestima y la motivación. Las técnicas incluyen el uso de afirmaciones positivas que se aplican a situaciones específicas. Acrónimos como HOME para desarrollar habilidades de afrontamiento en el hogar, IDEA para enseñar a resolver problemas y frases como "Deje de pensar apestoso - Empiece a hablar inteligentemente" proporcionan intermediarios verbales tan necesarios para que estos niños recuerden y apliquen todo lo que aprenden a través de la participación en el programa. .

TERAPIA DE COMPORTAMIENTO ayuda a las personas a desarrollar formas más efectivas de trabajar en problemas inmediatos. En lugar de ayudar al
El niño comprende sus sentimientos y acciones, lo ayuda directamente a cambiar su forma de pensar y afrontar la situación y, por lo tanto, puede conducir a cambios en el comportamiento. El apoyo puede ser una ayuda práctica, como ayuda para organizar tareas o tareas escolares o lidiar con eventos cargados de emociones. O el apoyo podría consistir en el autocontrol de la propia conducta de uno mismo y en el autoelogio o recompensas por actuar de la manera deseada, como controlar la ira o pensar antes de actuar.

  • Evidencia: El estudio MTA (2) encontró que el tratamiento combinado (administración de medicamentos con terapia conductual), en comparación con la medicación sola, ofrecía mejores puntuaciones en medidas académicas, medidas de conducta y algunos síntomas específicos del TDAH (aunque no en las escalas globales de síntomas del TDAH). Aunque estas tendencias fueron consistentes, pocas alcanzaron significación estadística. Además, los padres y maestros de los niños que recibieron terapia combinada estaban significativamente más satisfechos con el plan de tratamiento. Utilizando un enfoque diferente para el análisis de datos, un equipo dirigido por Wigal concluyó que "con la medida general utilizada en este análisis, la terapia multimodal combinada tiene una ventaja clínicamente significativa y estadísticamente significativa sobre las monoterapias y el tratamiento comunitario". (7)
  • Enfoque total: Las lecciones de audio y libros de ejercicios enseñan técnicas de resolución de problemas para usar en el hogar y la escuela. Las lecciones también ayudan a los niños a desarrollar una actitud positiva sobre sí mismos y los que los rodean.

ENTRENAMIENTO EN HABILIDADES SOCIALEStambién puede ayudar a los niños a aprender nuevos comportamientos. En el entrenamiento de habilidades sociales, el terapeuta analiza y modela los comportamientos apropiados que son importantes para desarrollar y mantener las relaciones sociales, como esperar un turno, compartir juguetes, pedir ayuda o responder a las burlas, y luego les da a los niños la oportunidad de practicar. Por ejemplo, un niño puede aprender a & # 8220leer & # 8221 otras personas & # 8217 la expresión facial y el tono de voz para responder adecuadamente. El entrenamiento en habilidades sociales ayuda al niño a desarrollar mejores formas de jugar y trabajar con otros niños.

  • Evidencia: En general, “la investigación sugiere que es poco probable que la TSM por sí sola produzca un cambio significativo y duradero en la psicopatología o en los indicadores globales de competencia social. Más bien, la SST se ha convertido en un componente ampliamente aceptado de los enfoques de múltiples métodos para el tratamiento de muchos trastornos emocionales, conductuales y del desarrollo ". (24) Varios estudios recientes han demostrado que SST funciona mejor cuando el padre trabaja como entrenador con el niño para enseñar habilidades sociales y ensayarlas para situaciones de la vida real. (10) (8) (18)
  • Enfoque total: Una lección de audio que usa FRIEND como acrónimo enseña conceptos básicos de habilidades sociales. El libro de trabajo proporciona materiales que enseñan las habilidades apropiadas para situaciones sociales específicas e incluye una tabla de "Caras que se sienten" para enseñar a reconocer las emociones en los demás. Los padres reciben instrucciones específicas sobre cómo implementar el módulo.

ENTRENAMIENTO DE RELAJACIÓNEnseñar a los niños con trastorno por déficit de atención a relajarse puede ser eficaz para reducir la hiperactividad y el comportamiento perturbador al tiempo que aumenta la capacidad de atención y la realización de tareas. El propósito de la biorretroalimentación es mejorar la conciencia de un individuo de las reacciones físicas al estrés físico, emocional o psicológico, y su capacidad para influir en sus propias respuestas fisiológicas. El propósito general es desarrollar habilidades de autorregulación que juegan un papel en la mejora de la salud y el bienestar.

  • Evidencia: Se ha descubierto que el entrenamiento de relajación realizado por los padres en el hogar no solo es efectivo para mejorar el comportamiento y otros síntomas, sino que también mejora la relajación en general cuando se mide con equipos de biorretroalimentación (9) (20) Una revisión de varios estudios relacionados con la relajación entrenamiento con niños concluyó, & # 8220Los hallazgos sugieren que el entrenamiento de relajación es al menos tan efectivo como otros enfoques de tratamiento para una variedad de trastornos del aprendizaje, del comportamiento y fisiológicos. . . & # 8221 (21) Goldbeck descubrió que “el entrenamiento de relajación autógena es eficaz en una población ambulatoria de niños y adolescentes levemente perturbados con síntomas en su mayoría internalizantes y / o algunos síntomas agresivos, impulsivos o de déficit de atención”. (11)
  • Enfoque total: Las lesiones de audio que combinan el entrenamiento de relajación con imágenes guiadas y sugerencias positivas se utilizan para aplicar el entrenamiento de relajación a una variedad de situaciones que un niño puede encontrar en el hogar y en la escuela. Las lecciones adicionales de audio y libros de ejercicios enseñan relajación general que también se puede aplicar para ayudar a mejorar la atención, la concentración y la tolerancia a la frustración. A los niños se les enseña a usar una respiración profunda y una "palabra secreta" para relajarse rápidamente cuando comienzan a sentirse "tensos". También se proporcionan ejercicios en audio y libros de trabajo para ayudar a los padres a lidiar con el estrés y desarrollar una actitud positiva de crianza. Se incluye una tarjeta de biorretroalimentación de temperatura para facilitar las sesiones de entrenamiento de relajación para ayudar a lograr el máximo beneficio.

EJERCICIOS DE REHABILITACIÓN COGNITIVA (Brain Training)Puede mejorar la atención y la concentración, así como otras funciones intelectuales y de autocontrol. Las víctimas de accidentes cerebrovasculares o traumatismos craneoencefálicos pueden tener problemas importantes de atención y concentración. Los ejercicios de rehabilitación cognitiva se utilizan a menudo para ayudar a estas personas a mejorar su capacidad de concentración y atención. Este enfoque se ha aplicado a niños con trastorno por déficit de atención con cierto éxito. El uso repetido de ejercicios sencillos de entrenamiento de la atención puede ayudar a los niños a entrenar su cerebro para concentrarse y prestar atención durante períodos de tiempo más prolongados. (dieciséis)

  • Evidencia: Escribiendo en Scientific American Gunjan Sinha afirma, “estudios recientes apoyan la noción de que muchos niños con TDAH tienen déficits cognitivos, específicamente en la memoria de trabajo & # 8211 la capacidad de tener en mente información que guía el comportamiento. El problema cognitivo se manifiesta conductualmente como falta de atención y contribuye a un bajo rendimiento académico. Such research not only questions the value of medicating ADHD children, it also is redefining the disorder and leading to more meaningful treatment that includes cognitive training.” (23) Using computer training with 7 – 11 year olds, Kerns found that “direct interventions aimed at improving attention may be a valuable treatment option for improving cognitive efficiency in children with ADHD and warrant further investigation.” (14) In a training program for working memory, Klingberg found that “working memory can be improved by training in children with ADHD. This training also improves response inhibition and reasoning and resulted in a reduction of the parent-rated inattentive symptoms of ADHD”. (16)
  • Total Focus: The workbook provides a series of cognitive rehab exercises in the form of simple tasks and games designed to improve attention, concentration, memory and executive functioning through repetitive practice. Parents are directed to games and play activities that reinforce the skills as well as to online resources for a wide variety of computer programs to improve these functions.

Resumen

Recognizing the need for a methodology to increase access to evidence-based psychological treatment for children, Child Development Institute has produced a multi-media program known as Total Focus that involves the parents and children working together as a team to help the child achieve success at school and enjoy life at home and in the community.

The program is based on 20 years of clinical experience of Child Psychologist, Dr Bob Myers and is produced by a leading publisher of parenting programs. Dr Bob also shares additional insights from his own experience successfully raising a son with ADHD which parents find both comforting and encouraging.

Total Focus is cost effective (less than a three month supply of medication or one visit to a mental health specialist). It is an evidenced-based program using methods supported in the medical and scientific literature. Total Focus is based on behavioral treatment strategies recommended by the National Institute of Mental Health. Complete, easy to follow instructions are provided along with numerous questionnaires, charts and handouts for implementing behavior change programs and monitoring progress. Even telephone coaching by mental health professionals trained by the author of the program is available when desired.

The program can be used instead of medication for children with mild to moderate symptoms or as adjunctive therapy for those taking stimulant medication. The program not only provides parent education and behavior modification but provides psychological interventions that (1) teach coping skills, (2) improve motivation and self-esteem and (3) may address mild to moderate manifestations of possible comorbidity including anxiety, depression and ODD.

Please see a review of Total Focus by ADHD researcher and clinical expert, Stephen Hinshaw, PhD.


Behavioral Strategies

The environment plays a big role in managing symptoms of ADHD. An unorganized and unstructured setting can worsen symptoms. A structured, uncluttered, and predictable environment, on the other hand, can help greatly.

Here are some examples of behavioral strategies that work for children and adults with ADHD:

  • Establishing routines: Having simple, predictable routines throughout the day means necessary tasks get done without last-minute panics. A healthy morning, afternoon, and evening routine may outline the necessary steps to accomplish tasks.
  • Creating checklists: A checklist can be made for any multi-step process that seems complicated or stressful. It acts as a memory aid and helps you or your child feel organized. For example, you might tape a checklist to the front door listing all the things you or your child needs for the day.
  • Using timers: To help you or your child pay attention to homework or a work project, set a timer for 15 minutes (indicating a dedicated time of focus). When it rings, have a mini-break and then set your timer again.
  • Setting alarms: You can set alarms to remind you or your child to take medication or leave the house. Alarms can be empowering because they reduce the need for reminders from others.
  • Creating charts: If there is a behavior or habit you want to include in your day, make a chart with the days of the week. Every time you do the behavior—for example, brush your teeth—you get a star. Both children and adults find this rewarding, and it acts as a reminder and a motivator to do the task.
  • Using planners: Using a planner helps with understanding the passage of time and what is planned for the day, and marks deadlines, like when assignments need to be handed in.

También te puede interesar:

Ritalin (methylphenidate): ADHD Stimulant Medication

College Students with ADHD

ADHD Medications

Conduct Disorder: Definition, Symptoms, and Treatment Options


Therapy for ODD

Defiant behavior can be frustrating in the home and potentially devastating in school. It can lead to suspension or expulsion, and may negatively affect a child's social relationships and ability to learn. If untreated, oppositional behavior can escalate as the child ages. In the teenage years or during adulthood, oppositional or defiant behavior may have significant and lasting consequences socially, legally, occupationally, and psychologically.

ODD is linked to the later development of a conduct disorder. Children with a conduct disorder routinely hurt or violate the rights of other people and animals. They may break the law, start fires, attack peers, sexually abuse friends and family, or destroy property. Some children diagnosed with a conduct disorder develop antisocial personality disorder in adulthood.

Therapy can help children and adults with ODD better manage their emotions and control their behavior. This can improve their relationships, help them succeed at school, and decrease the likelihood they will have serious mental health issues in adulthood.

A trusting alliance with a therapist is a major predictor of how successful therapy will be. People who feel understood and heard—not judged or stigmatized—by their therapist are more likely to remain in therapy and work toward mutually defined goals. So, finding a therapist who can effectively connect with clients is key to effective treatment.

Some therapeutic approaches that can be helpful for managing ODD include:


Non-drug treatments for adult ADHD

Some doctors are hesitant to prescribe ADHD medications to adults, especially older adults, who have a greater risk of drug interactions. If you are having trouble with everyday functioning because of ADHD, then trying drug treatment makes sense. If the impact of ADHD is minor and you've figured out coping strategies without a formal diagnosis and treatment plan, your doctor may instead advise treatments that don't involve medications.

Cognitive behavioral therapy

ADHD may have a particularly serious impact on a certain part of your life, such as job performance. A therapist can help you work on areas that need special attention, giving you strategies that can help in specific situations at work and elsewhere.

One widely used approach is cognitive behavioral therapy (CBT). This type of psychotherapy helps people change negative thought patterns into positive, healthier ways of thinking. The idea is that if you change the way you think about a situation, your feelings and behaviors can change, too. For example, CBT may help change "all or nothing" thinking, in which in many people with ADHD tend to think that their accomplishments must be either perfect or a failure.

CBT is very focused on giving you tools to help deal with stresses and chal-lenges in life. Working on self-esteem is often a very important aspect of ADHD treatment.

Emotional therapy

ADHD is not just about paying attention in conversations and in meet-ings. ADHD can lead to frequent emotional ups and downs, which can ham-per relationships and everyday activities. Just waiting in line can make a person with ADHD quite irritable. So can minor setbacks, such as having a project not turn out quite right or having a boss who changes deadlines or who demands more work at the last minute. It may help to find a psychiatrist or another type of therapist and meet regularly to discuss your symptoms and any challenges or successes in your life.

It's also common for adults with ADHD to have other mental health con-ditions. An estimated 50% of adults with ADHD, for example, also have an anxiety disorder, according to the Anxiety and Depression Association of America. Having ADHD along with another condition can severely interfere with daily functioning.

Neurofeedback

Neurofeedback is a form of treatment that teaches you how to regulate your brain waves in an effort to enhance brain function and mental well-being. Brain activity is monitored through a machine called an electroencephalograph. Brain signals pass from one or more leads placed on your head to a computer, which translates the brain signals into a video or audio display.

People with ADHD often have excessive slow-wave activity in frontal leads, indicating reduced frontal brain activity. Through neurofeedback, you can learn to do tasks that may enhance the function of the prefrontal cortex by suppressing slow-wave activity and increasing higher (that is, faster) frequencies.

The technique is noninvasive and painless. Studies of neurofeedback's ef-fectiveness have shown mixed results, however. Treatment typically requires 40 to 80 sessions, which can be time-consuming and expensive.

To learn more about the latest breakthroughs in treating adult ADHD, check out Confronting Adult ADHD, a Special Health Report from Harvard Medical School.

Image: lorenzoantonucci/Getty Images


8 Ways Social Workers Can Help Those with ADHD

Blog

Attention deficit hyperactivity disorder, more commonly referred to as ADHD, is commonly found in both adults and children. As a social worker, you may be in a position to work with individuals diagnosed with ADHD, a condition characterized by adjectives like impulsive, disorganized, restless, emotional, angry, and lazy.

The truth is that individuals with this condition are often misunderstood. Considering that about 4.5 percent of American adults may have ADHD and many are undiagnosed and untreated, professionals may be facing an uphill battle.

Social work continuing education can help you not only keep up with the demands of your career field but also help you thrive as you work with patients living with ADHD.

1. Understand the Symptoms of ADHD

As a social worker, your first step is to understand the reality of ADHD. According to the Diagnostic and Statistical Manual (DSM-IV), nine characteristics are associated with the condition. In order to diagnose the condition, at least six characteristics must be present in the client. You must also remember that the symptoms may vary widely from childhood to adulthood as the symptoms change in complexity.

Diagnosing ADHD is difficult, and undoubtedly the condition is both underdiagnosed in certain populations and overdiagnosed in others. With no definitive test in place to test for ADHD, professionals must look at the condition as a spectrum. Additionally, they must consider the co-morbidity of this condition alongside conditions like anxiety and depression.

2. Consider Pointing Clients Toward Many Treatment Options

Social workers often have limited means for pointing clients toward their treatment options, especially if they are not also licensed therapists. Still, you may be able to provide resources for your clients based on their needs when you understand the role each form of therapy plays.

Possible therapy options include medication management, individual therapy, family therapy, support groups, parenting courses, and even personal coaching. Understand your client’s needs to best point him or her in the right direction.

Cognitive-behavioral therapy, commonly known as CBT, is also a beneficial tool for individuals who live with ADHD, especially if depression coincides with it. CBT helps clients identify self-defeating behaviors and thoughts so that they can develop coping strategies to change the behaviors that develop. Social workers may work alongside psychology professionals to assist with this type of work.

3. Address the Entire Family

When one member of a family is living with ADHD, it affects the entire family. Social workers can help to decrease some of the tension the condition can cause within families. For clients who are children, working with parents to understand behavior modification strategies is a great step. For others, finding new ways to build a strong support network is crucial.

4. Provide a Necessary Self-Esteem Boost

Many clients contending with ADHD are lacking in self-esteem, often in conjunction with low social skills and problems adjusting to new situations and settings. Your own interpersonal and professional skills can help you boost the self-value of your clients.

One way to help your clients cultivate a sense of self-worth is to pinpoint small, specific goals toward which they can work. For instance, your client might struggle to manage time effectively. You can make a difference by brainstorming goals that facilitate better time management.

Whether you point your clients toward family therapy or CBT, you play an integral role in helping them develop new skills and patterns.

With excellent assistance and treatment, individuals with ADHD can live fulfilling and unlimited lives that require little assistance in the long run. As a social worker, you provide a valuable service for individuals living with a misunderstood condition.

Many counselors rate their training in regards to ADHD as poor to somewhat adequate, but you can seek out additional training to help you meet the needs of your clients. Social work continuing education through PDH can help you. Get in touch with us today to learn more about Social Work Courses that will help you help your clients.


Applied Behavioral Analysis (ABA) as a Treatment for ADHD

Applied Behavioral Analysis has become famous over the years for the skills growth it produces in children on the Autism Spectrum. But it is less well known that ABA has also been proven to be an effective treatment methodology for a host of other diagnoses and challenges, including ADHD.

In fact, research indicates that a combination of medication and ABA therapy produces best outcomes for children with ADHD. The National Institute of Mental Health reports that adding behavioral therapy to stimulant medications can help children with ADHD and their families to more effectively manage and tackle day-to-day challenges . Moreover, behavioral therapy is unique among non-drug treatments in that it has been actually shown to work in improving skills and reducing impulsivity in children with ADHD. The proof is in the pudding: according to the chairman of the Washington area chapter of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry Dr. Tomas Kobylski, children who pair medication with behavioral therapy are able to take lower doses of medication.

¿Como funciona?

ABA uses behavioral principles to teach new skills and reduce problem behaviors. Niños con ADHD can suffer from increased impulsivity, hyperactivity, and inattention. The severity of ADHD can range from mild, to moderate to severe. El seguimiento ABA techniques are commonly used to operationally condition alternative, more functional behaviors in children with ADHD:

  • Differential reinforcement of behaviors – Positive reinforcement is offered for appropriate behaviors while no reinforcement, or in issues of safety, “punishment” is given when negative behaviors are expressed.
  • Discrete Trial Training/Task Analysis – This method involves breaking down complex behaviors into a number of elements, which are separately and sequentially reinforced to build up into the desired behavior.
  • Self-management training – Used primarily with older patients, this technique teaches self-awareness and provides a toolbox of skills, including self-praise, that can help with the self-management of problematic behaviors.

Dr. William Pelham, Ph.D., director of the Center for Children and Families at the State University of New York, reports that studies indicate children with ADHD have 1-2 negative interactions per minute with parents and/or educators that are linked to disruptive behaviors. It may be surprising just how frequent ADHD affects everyday life, but maybe not: educators, and therapists all know well that adults often react negatively to disruptive behaviors. After all, they are disruptive. The challenge in a treatment protocol is therefore two-fold.

Primarily, an accurate ADHD diagnosis means an underlying chemical imbalance affecting impulse control and attention spans at a biological level. This is where stimulant medication comes in. As many parents of ADHD children know well, stimulant treatment can be highly effective in counteracting chemical imbalances and the challenges they present for functioning successfully in society.

Secondarily, however, an ADHD diagnosis bespeaks a set of differential behaviors in how the child engages with the world. And, most likely, how the world responds back. Every child is constantly learning from the feedback they get from their environment, and the child with ADHD no es diferente. For such a child, this feedback loop is constantly adding information about what kind of behaviors would produce certain reactions in the world: for instance, when and how to get attention, when and how to produce a desired reaction, and when and how to avoid things that are aversive. And children invariably use this kind of information to guide their decisions about how to behave. All children experience such a feedback loop, but for the child with ADHD, the feedback loop can quickly increase disruptive behaviors rather than non-disruptive behaviors. These disruptive behaviors are easier to engage in for the child and often produce the results desired by the child. In other words, the underlying challenges of a chemical imbalance become metastasized through information learned via behavioral engagement with the world. These learned behaviors of children with ADHD—and learned responses of their parents—can create a persistent legacy of behavioral habits, customs, and predispositions that extend above and beyond an underlying chemical imbalance.

Given the nature of these twin challenges and how they intersect, it is easy to see why a behavioral intervention plan developed, supervised, and/or provided by a Board Certified Behavior Analyst (“BCBA”) (licensed as a Licensed Behavior Analyst in New York State) can be an important and effective part of a treatment protocol for a child with ADHD. Medication can be important, but it is not a perfect or complete solution. At best, even where medication is effective at meeting its objectives, it is addressing just one part of the problem. The entire edifice of behavioral engagement with the world—and the learned behaviors that come out of that engagement—is an equally important domain. And, crucially, a child’s previous experience with the world can continue to inform his or her behavioral choices and forward-looking interaction even after effective stimulant treatment.

ABA treatment targets the behavioral domain by looking at individual levels of functioning across domains. Proper ABA treatment begins with one or more assessments made by a BCBA. The BCBA will often start by interviewing parents, teachers, and other caregivers to understand the child’s behavioral history. Then, the BCBA may conduct one or more observations of the child. For a child with ADHD, a crucial assessment is a “Functional Behavior Assessment,” which assesses the child’s motivation for engaging in particular behaviors, i.e. by evaluating the “function” of the behavior in question. The BCBA may also conduct an assessment of the child’s skill levels (i.e., a “skills assessment”). Once all of this information is processed, a BCBA can write a plan, or a series of programs, for therapists and caregivers to engage with the child in their home, community and/or school environments. Under any good plan, the therapist will interact with the child with the aim of increasing the child’s strengths, teaching replacement behaviors, and reducing or extinguishing disruptive behaviors by teaching that they do not work. Over time, the therapist is likely to better understand the function of the child’s behaviors (which often evolve), and can use this information to help parents to meet their child’s needs and thus prevent disruptive behaviors from arising in the first instance.

En breve, ABA therapy with a BCBA can be an important and effective part of a treatment protocol for children with ADHD. If you have a loved one with ADHD who you think could benefit from ABA, the BCBA’s at Manhattan Psychology Group would be glad to assist.